Conéctese con nosotros

Informe Analítico del Proceso Electoral 2003

Imagen ASIES
Fecha: 
Mar, 04/12/2011 - 09:27
Archivo Publicación: 

INTRODUCCIÓN

El 15 de mayo de 2003 el Tribunal Supremo Electoral (TSE) convocó a los ciudadanos guatemaltecos, mediante el Decreto 01-2003, a participar en las elecciones generales en las que se elegiría a las autoridades políticas del Estado para el período 2004-2008, disponiendo que las mismas se realizarían el domingo 9 de noviembre de dicho año.
Los cargos a elegir eran los de Presidente y Vicepresidente de la República, 158 diputados al Congreso de la República -31 por el sistema de lista nacional y 127 por el sistema de distritos electorales-, y los miembros de 331 corporaciones municipales (integradas por igual número de alcaldes y un número variable de síndicos y concejales, tanto titulares como suplentes, dependiendo del número de habitantes de cada municipio).


Aunque desde 1990 en las elecciones generales también se ha electo a los diputados guatemaltecos al Parlamento Centroamericano (PARLACEN), en esta ocasión el TSE no contempló inicialmente este caso, considerando posiblemente que como la actual legislatura centroamericana concluye en el 2006, en su momento se realizaría la elección específica de los diputados por el Estado de Guatemala a este organismo parlamentario regional. Sin embargo, como resultado de gestiones realizadas tanto por el Foro Permanente de Partidos Políticos (FPPP) como por el propio PARLACEN, el 12 de junio el TSE emitió el Decreto 02-2003 mediante el cual amplió la convocatoria inicial, incluyendo entre los cargos a elegir a los 40 diputados guatemaltecos a dicho organismo regional –20 titulares y 20 suplentes-, quienes tomarán posesión de sus cargos el 28 de octubre del 2006 por un período de 5 años.


Dado que la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP) establece que para la elección del Presidente y Vicepresidente se requiere que la planilla ganadora obtenga la mayoría absoluta de los votos válidos, añadiendo que si esto no ocurre deberá realizarse una segunda vuelta entre las dos planillas que hayan alcanzado mayor cantidad de votos, el TSE dispuso que la segunda elección se realizaría el domingo 28 de diciembre. En cambio, para la adjudicación de los cargos de diputados al Congreso por lista nacional, por distritos electorales y al Parlacen, así como para la de concejales titulares y suplentes de las corporaciones municipales se aplica el sistema de representación proporcional de minorías. Para la elección de los alcaldes y síndicos (titulares y suplentes) rige el sistema de mayoría relativa.


El número de ciudadanos empadronados al 9 de agosto, tres meses antes de las elecciones, quienes por disposición de la ley eran los únicos habilitados para votar, ascendió a 5,073,282, lo que significó un incremento del 13.78% con respecto a los empadronados que se encontraban en similares condiciones en las elecciones de 1999.


En lo que respecta a los partidos políticos, al momento de la convocatoria estaban inscritos 16. Sin embargo, entre ese momento y el 10 de septiembre, fecha de cierre del período de inscripción de candidatos postulados por partidos políticos, completaron sus trámites y se inscribieron otros 6, para un total de 22. De ellos, 17 participaron en las cinco elecciones –13 postularon candidatos a la presidencia y los otros 4 solo participaron en elecciones de diputados al Congreso, al PARLACEN y/o municipales-. Por otra parte, en 113 municipios se inscribieron 186 comités cívicos electorales, postulando planillas para concejos municipales.


Mientras que el total de cargos públicos sometidos al voto popular ascendió a 3,731, el total de candidaturas inscritas por los partidos políticos y comités cívicos electorales para ocupar esas funciones públicas ascendió a 29,419. Un poco menos del 10% de tales postulaciones fueron de mujeres: 2,735.


Las elecciones generales se celebraron el domingo 9 de noviembre, tal como estaba previsto, con una notable asistencia ciudadana del 58%, la segunda participación más alta desde 1985. Como ninguno de los candidatos presidenciales obtuvo la mayoría absoluta, el domingo 28 de diciembre se celebró una segunda vuelta, habiendo sido electo Oscar Berger, candidato de la coalición Gran Alianza Nacional (GANA) como Presidente de la República para el período 2004-2008, con el 54% de los votos válidos.
El Congreso de 158 diputados se integró con representantes de 12 partidos políticos, de los cuales 6 acapararon el 88% de las representaciones: la coalición Gran Alianza Nacional -GANA- (partidos Patriota, Solidaridad Nacional y Movimiento Reformador, así como la organización no partidaria Movimiento 17), Frente Republicano Guatemalteco (FRG), Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y Avanzada Nacional (PAN).


Estas elecciones, consideradas por muchos como las más libres y democráticas de los últimos 60 años, también fueron las más acompañadas y observadas, tanto internacional como nacionalmente. Aunque la observación electoral internacional es un fenómeno que se ha venido dando desde la década de los años 80 en la mayoría de procesos electorales de América Latina, el acompañamiento y la observación nacional constituyó un fenómeno inédito para Guatemala. En este sentido, cabe destacar iniciativas como el Programa de Análisis Electoral (PAE), impulsado por el “Grupo Especializado de Centros de Estudio e Investigación”; el “Mirador Electoral”, integrado por otros centros de estudio e investigación; la Misión Indígena de Observación Electoral; el Proyecto de Observación Electoral de la Institución del Procurador de los Derechos Humano y el Programa de Observadores Electorales del Sector Empresarial Organizado (CACIF).


Las elecciones generales de 2003 fueron además unas de las que mayor cobertura recibieron de parte de los medios de comunicación, tanto a nivel nacional como internacional, lo cual permitió que amplios sectores de la población guatemalteca tuvieran acceso a una variada gama de informaciones y comentarios sobre el proceso. Uno de los hechos político electorales que mayor interés informativo internacional generó fue la candidatura presidencial de Efraín Ríos Montt, pues para muchos medios de comunicación y agencias de noticias de Estados Unidos de América, América Latina y Europa era inconcebible que un militar retirado, quien como Jefe de Estado (1982-83) había sido señalado de ser responsable de graves violaciones a los derechos humanos, y que adicionalmente por disposición constitucional no podía optar a la Presidencia de la República, aspirase a ser presidente de los guatemaltecos.

¿Por qué somos un Tanque de Pensamiento?

La Asociación de Investigación y Estudios Sociales, ASIES es un Tanque de Pensamiento de expertos multidisciplinarios que realizan reflexión intelectual, análisis de coyuntura y propone la adopción de políticas sobre asuntos estratégicos de los temas políticos, económicos y sociales del país. Fomenta la creación y fortalecimiento de espacios de diálogo y debate; capacita a futuros tomadores de decisiones y cuadros políticos; estimula y legitima las políticas para el bien común, impulsa propuestas basadas en la experiencia y la realidad, promueve la función de auditoría a los actores y desempeño público para alcanzar cimentar la transparencia y la participación de la sociedad organizada.
» Licda. Raquel Zelaya, Presidenta de la Junta Directiva
» Lic. Luis Linares, Secretario Ejecutivo
» Lic. Pedro Miguel Prado, Coordinador DICE